Una historia de amor en formato Cómic Personalizado – Tu Vida en Cómic (Resultado final)

No hace mucho, os compartí que estaba trabajando en un proyecto que me ilusionaba especialmente. Ilustrar a través de un  Cómic Personalizado toda una historia de amor, no se hace todos los días…

 

Se trataba de un regalo de aniversario, y como tal, no os lo podía enseñar hasta que fuese entregado. Además, a sus protagonistas les parece bien que comparta su historia, por lo que aquí tenéis estas dos páginas que resumen veinte años de vida en común.

Recuerda que si quieres un cómic personalizado como este o una caricatura / ilustración personalizada, puedes contactar conmigo aquí.

 

Para.que os hagáis una idea, se trata de un trabajo de dos páginas, impresas sobre cartón pluma “Pegasus” (impresas sobre pvc) a tamaño A2 (42 x 59,4 cm), enviado a casa por mensajería.  El resultado es espectacular.

Pedro, gran cliente y mejor persona, tenía clara la historia a dibujar. Por mi parte, además de los lápices, pude aportar el formato, composición de cada imagen, etc. pero siempre fiel al concepto que Pedro tenía en mente.

A cada paso del diseño, fui enviando avances a su futuro dueño, para que fuese dando el visto bueno y corregir sobre la marcha cualquier elemento que hubiese que retocar o afinar. Todo para que el resultado final fuese lo más fiel a la realidad.

 

Tu Vida en Cómic - Cómic personalizado - lápiz

Cómic Personalizado - Tu Vida en Cómic

Y aquí podéis ver el resultado final impreso, enviado a casa por mensajería y a falta únicamente de ser colgado en la pared 🙂

Tu Vida en Cómic - Cómic personalizado - impreso

Tu Vida en Cómic - Cómic personalizado - final A

Tu Vida en Cómic - Cómic personalizado - final B

¡Que seáis muy felices y podamos ilustrar los grandes momentos que viviréis en vuestros siguientes veinte años!

 

¡Tu Vida En Cómic!

 

¿Y tú? ¿Quieres una caricatura/ilustración como esta? ¿Quieres ver TU VIDA EN CÓMIC?

No dudes en contactar conmigo.

Mucha gente busca un regalo distinto y piensa en una caricatura (bien como dibujo enmarcado/impreso en lienzo, bien como tarjeta sobre la que “echar unas firmas” acompañando al regalo principal).

Lo que está claro es que no debe ser “la típica caricatura” en la que se ensalzan en exceso los defectos (ya sabes, cuando aparecemos dibujados con grandes cabezones e inflados), que muchas veces no terminan de gustar, ya que a veces resultan incluso visualmente violentas (curioso, pero mucha gente me lo dice).

Por eso al final recurren a un estilo más cómic (desenfadado y divertido): caricatura personalizada, donde el objetivo (la gracia del asunto) nos lo encontramos en el escenario utilizado y personajes (alguna situación vivida a la que se la tenga cariño, una frase, manía o afición que repita siempre, como el caso de la ilustración de hoy): La sonrisa está asegurada.

Si quieres ver otras láminas, tarjetas, cómics, caricaturas personalizadas, las tienes disponibles en el Blog, aquí, y si quieres una, nada más sencillo que contactar conmigo.

BEN

Ben

Mis padres me llamaron Borja, pero en el mundillo de la ilustración, se me conoce como BEN. Soy ilustrador, caricaturista y humorista gráfico, además de informático (sí, cosas de la vida). Me fascina trabajar en algo que directamente hace más felices a las personas: cuando recibes una lámina con tu vida convertida a cómic, la componente emocional que conlleva ese diseño (porque quien te lo regala te conoce de verdad, te quiere y además lo ha plasmado de una forma especial, única y divertida) es enorme. Eso me llena, y prueba de ello es que descubrí que no tenía clientes: todos se convertían en amigos. ¿Qué más puedo pedir?

Un comentario en “Una historia de amor en formato Cómic Personalizado – Tu Vida en Cómic (Resultado final)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacta conmigo
close slider

Contacta directamente por Whatsapp:
Contacta por WhatsApp
+34 661368282


O a través del Formulario de contacto:




Acepto la política de privacidad.